La Despedida de Soltero de Rili


Todo empezó el viernes, lo vestimos con  una túnica estilo King Africa y salimos en coche desde A Coruña, y lo llevamos a la estación de tren de Santiago de Compostela. Nuestra idea era subirlo solo a un tren y que fuese solo hasta Pontevedra. En principio se negaba a subirse solo al tren, pero le engañamos, le dijimos que le esperaba una persona en la estación de Pontevedra. Allí le  dejamos solo, sin dinero, ni móvil, sus únicas pertenencia era un papel con la dirección de un hotel en Pontevedra y el billete de tren. En la estación la gente lo miraba con cara de susto, pero el se sacó la timidez y lució muy digno su túnica de leopardo.

De milagro no se pasó la estación!!!!, en el trayecto se sintió tan cómodo con la túnica que  se quedó dormido, y por poco se pasa la estación de Pontevedra. Al llegar a la estación nadie fue a buscarlo, no le quedó más remedio que atravesar  la ciudad caminando hasta llegar al hotel. Contó que mucha gente al verlo pasar cambiaba de acera porque les entraba el miedo, a esa gente no se les puede reprochar nada.

Salimos por la noche en Pontevedra y sobra decir que nos lo pasamos estupendamente.

Al día  siguiente, después de comer, lo llevamos a la playa de la Lanzada y en el aparcamiento le obligamos a ponerse un Trikini leopardo. Era de la misma colección Verano 2009 que la túnica. Hay que reconocer que nuestra amiga "Belen" nos ayudó mucho con el diseño, tanto de la túnica, como  del trikini y además de buscar la belleza de la prenda, tal y como se puede apreciar, quiso que resaltará la figura de la modelo en todo su esplendor, cosa que también consiguió.

Todos  juntos disfrutando de un maravilloso día de playa. Incluso en varias ocasiones el homenajeado fue a buscarnos unas cuantas cervecitas, contó que en uno de los chiringuitos entró a comprara las birritas y los camareros no le atendían porque querían tenerlo más tiempo en el local, ante el éxito que estaba cosechando entre la clientela esa go-go espontánea.

Lo mejor no se hizo esperar y a mitad de tarde se produjo el esperado momento. A lo largo de la playa, se brindó a los bañistas un canto a la  elegancia y al saber lucir una  prenda. La modelo realizó un desfile espontáneo a lo largo de los 2,5 km de playa. Todo un éxito!!!! El publico le correspondió con atronadores aplausos y gritos de guapa!!!, cuerpo!!! y más de un cachonda!!! se escuchó a lo largo del desfile que realizó a orillas del mar. Fue la confirmación definitiva de que teníamos un diamante en bruto y que en aquel momento todos fuimos conscientes: ¡Ha nacido una Estrella!.

Esa noche salimos por el Grove, todos estábamos crecidos: “Éramos los amigos de la nueva Paris Hilton Gallega”.


[Enviada por Roberto Parada]

Humor de Despedida

sinplanes.png