¡¡Vivimos siempre juntas!!


Somos un grupo de amigas de un pequeño pueblo de Guadalajara llamado Galápagos que el pasado julio organizó su última despedida, no es que este mundo fuera desconocido para nosotras porque la relación de nuestro grupo con las despedidas comenzó en el año 2005. Hemos cantado disfrazadas de tuna, hemos sido damas de honor americanas, hemos hecho magia cual campanilla, hemos bailado al son del mismísimo Moulin Rouge, hemos sido Pink Ladies con Olivia Newton John. Hemos viajado en una furgoneta de los años 80, hemos viajado en tren y en autobús, hemos contratado boys, nos hemos alojado en casas, hoteles, pensiones y hostales. Por lo que habéis visto el listón estaba muy alto…pero lógicamente esta despedida no se nos resistiría!!

Teníamos que pensar que modo de trasporte no habíamos utilizado hasta el momento y efectivamente solo nos quedaba viajar en barco y en avión, así que comenzamos a investigar por la red, sin olvidar los gustos de la novia, y descubrimos el sitio perfecto: Tossa del Mar, fecha elegida 24, 25, 26 de julio de 2009, contenido mucho y muy variado.

Las integrantes de la despedida fueron: Rosalía, recién casada; Marta, 5 años de feliz matrimonio; Susana, antigüedad como esposa 4 años; María, 3 años y embarazada de 6 meses; Lorena, 2 años desde el feliz día; Aurora libre como el viento; Rebeca, sin hora de llegada; Adriana, esperamos con impaciencia su despedida. Y por último Myrian, la novia!

Sería un 18 de enero cuando comenzamos a preparar todo. Una vez contratado el hotel y los billetes, había que pensar en algo sorprendente, innovador, divertido y que a ella le gustara. Y así fue como surgió la idea de grabar un vídeo-clip donde nosotras éramos las protagonistas, la canción elegida pertenecía a un grupo que a la novia la gustaba mucho, el horario de la grabación era apretado, debía estar todo preparado para poder lograr hacerlo en un día. Conseguimos la colaboración de los chicos, que atónitos veían la que estábamos liando. Finalmente acabamos agotadas pero con la satisfacción de haber hecho un buen trabajo.

El 24 de julio estábamos todas preparadas para buscar a la novia, armadas con unos pósters del Duque, actor conocido por todas las féminas, y un traje de azafata, irrumpimos en casa de la novia. La vendamos los ojos y la vestimos, y nosotras nos pusimos unas camisetas con una foto de ella. Y allá que fuimos con nuestras maletas, la novia-azafata y su tripulación.

En la entrada del aeropuerto la destapamos los ojos y la novia dijo: ”no puede ser cierto” . Subimos al avión con una única maleta que portaba una estupenda cena para degustar durante el vuelo. La novia-azafata dio las indicaciones oportunas a toda la tripulación, que animadamente colaboró.

Llegamos a Tossa del Mar a las diez de la noche y no nos quedó más remedio que salir de copas…y se nos debió de dar bien porque hasta las 8:00 de la mañana no regresamos al hotel, incluida la embarazada…(excepto una oveja descarriada que por otros motivos que no vamos a entrar llegaría algo más tarde…) Pero…¡oh Dios mío! a las 10 de la mañana teníamos contratada una excursión por las preciosas calas de Tossa del Mar. Y oye, ahí que fuimos con nuestros pañuelos piratas y nuestra resaca… dimos un paseo en barca, nadie vomitó, hicimos snorkel sin ser conscientes de cuantas bocas habían chupado esos chismes…pero total estábamos de despedida…y eso de chupar es algo que venía a cuento!

Ya entrada la tarde, con nuestras toallas y una única sombrilla comenzamos el concurso de “Pasapalabra”, mitad erótico y la otra mitad con preguntas sobre nuestras vivencias como amigas. Después de esto vino el momento emotivo, la novia recibió sus regalitos, entre ellos el famoso video clip de Mecano, y ella nos sorprendió con un bonito montaje sobre antiguas despedidas.
Por la noche llegaba el momento fuerte, era hora de sacar esos disfraces cosidos por nosotras mismas y tan bien rematados. El tema elegido Charlestón, nosotras de negro y la novia de rojo pasión. Incluso teníamos un himno que se hizo famoso en toda Tossa del Mar, decía algo así “Myrian es tu despedida, y nostras tus amigas en Tossa del Mar, bailaremos en cuclillas, cruzado las rodillas y moviendo el collar…” Así vestidas nos fuimos a cenar haciendo una entrada triunfal en el restaurante y dejando al personal con la boca abierta. Y nos dieron de nuevo las tantas de la madrugada.

Esa misma mañana nos fuimos a la playa a disfrutar las últimas horas que nos quedaban, pero había una última sorpresa, y esta vez para todas, la embarazada y cuñada de la novia había organizado un “humor amarillo” denominado como “Humol Tossa” nos echamos unas risas nosotras y el resto de la playa.

Regresaríamos a las 20.00 de nuevo a nuestro querido hogar, sólo nos quedaba dormir la resaca, estando orgullosas una vez más por la despedida organizada.

La historia de la despedida de Myrian termina aquí, pero para nuestra suerte aun nos quedan solteras…


EPILOGO:

María, la embazada dio a luz una niña llamada Tessa, y lleva el ritmo de las despedidas en el cuerpo. Susana y Lorena están a punto de dar a luz a sus bebes. Marta y Rosalía siguen casadas y sin hijos y Aurora sigue disfrutando de su soltería. Rebeca se echó novio formal. Y estamos a la espera de que Adriana nos diga que se casa. Por cierto la novia dijo sí!

Humor de Despedida

camara.png